martes, 2 de abril de 2013

…LA ÚLTIMA MATA

TODAS LAS HORAS HIEREN…

María Luisa Arnaiz

Olga Minardo

   La medida universal del tiempo la constituyó durante varios siglos la sombra del sol, de forma que los relojes de sol fueron los primeros instrumentos que se construyeron para fijar el discurrir del tiempo. ¿Cómo se liberó la humanidad del sol? Veamos. La Iglesia se sumó al ciclo estacional (Adviento, Pascua florida, etc.), pues la vida venía marchando secularmente a la par de las estaciones, y controló el tiempo así: maitines, medianoche, laudes, las 3, prima, las 6, tertia, las 9, sexta, mediodía, nona, las 15, vísperas, las 18 y completas, las 21 horas. A finales del XIII se inauguró en Londres el primer reloj mecánico: carecía de esfera y manecillas ya que imitaba el sonido de las campanas (la gente no sabía leer) y a partir de entonces grandes relojes adornaron las torres de edificios civiles. Sobre 1330 la hora se convirtió en una de las veinticuatro partes iguales del día y por primera vez una hora significó lo mismo en todos sitios (hora proviene de “hora”, ‘tiempo del día’; minuto, de “pars minuta prima”, ‘pequeña primera parte’; segundo, de “partes minutae secundae”, ‘pequeñas segundas partes’). 

Olga Minardo
  
   Este tipo de relojes acarreó la unión de las horas del día y de la noche de forma impremeditada y, aunque no hubo manecilla hasta el XV para marcar las horas en la esfera que se dice inventó Jacopo de Dondi en 1344, el tiempo se empezó a percibir como la suma de momentos distintos y uniformes. El resultado fue que el hombre se independizó del sol y la realidad se entendió cuantitativamente, pero como la organización del tiempo procedía de la vida religiosa y los toques de prima y completas coincidían con el alba y el crepúsculo, el trabajar “de sol a sol” siguió inmutable. Dos curiosidades: a) IIII en lugar de IV en el reloj de números romanos obedece una vez más a la influencia de la Iglesia: para no evocar a Júpiter (IVPITER en latín) ni “tomar el nombre de Dios en vano”, se alteró la grafía; b) el calendario juliano fue sustituido por el gregoriano gracias al papa Gregorio XIII en 1582. Llevaba un retraso de algo más de diez días y se ajustó pasando del 4 de octubre al 15: en España se aplicó de inmediato, en Inglaterra, en 1752, en Japón, en 1873, en Rusia, en 1918 y en Grecia, en 1923.

Olga Minardo

24 comentarios:

  1. Mira que la iglesia metida en todo...
    Muy interesante la historia de la medición del tiempo. Ahora hemos vuelto a mirar al sol para que nos acuesten y nos levanten a merced de unos señores que en aras de ahorrar energía (cuando a veces se dejan las farolas todo el día encendidas)nos tratan como a gallinas en una granja, haciéndoles creer que es de día ,con las luces encendidas, para que no dejen de poner huevos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como organismo con poder, la Iglesia está infiltrada en todo.
      Lo del ahorro de energía cuesta creerlo.

      Eliminar
  2. Al leer tu entrada me has traído a la memoria a mi insigne abuelo paterno. El hombre más ateo que he conocido, tal vez fuese ese el motivo por el que nunca miraba la hora en el reloj. Se guiaba por el Sol y la Luna. Y he de decir en su favor que no se equivocaba ni cuando estaba nublado.
    Fue pastor durante más de veinte años, hasta que en 1918 emigró a Francia, donde siguió viviendo en el campo, aunque en otros menesteres.
    Cuando era niña solía decirme que la naturaleza era más sabia que los hombres, pero que éstos aún no se habían dado cuanta.
    Ha sido bonito rememorar aquel momento gracias a ti, María Luisa.
    Besos y abrazos fuera del tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu abuelo, llevaba razón en todo lo que te contó. Aquí, si acaso, sobra el hombre (en la naturaleza digo... o lo que es lo mismo, en cualquier rincón, y sálvese quien pueda...).
      Como bien dijo Jean-Paul Sartre (al que sin duda tu abuelo leería), “El mundo podría existir muy bien sin la literatura, e incluso mejor sin el hombre”.
      (Perdona María Luisa que conteste a María José, pero me ha gustado su comentario).

      =.0

      Eliminar
    2. Tu abuelo era inteligente y tú has dejado su huella en mi página. ¡Hurra!

      Eliminar
  3. Como siempre, interesantísimo tema. Yo reivindico el horario solar, como las gallinas. Si el Sol es el "Astro Padre", qué menos que dejarle marcar la hora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quien me diera a mí que la Luna marcase las horas...

      Eliminar
    2. Teniendo luz y durante tanto tiempo (más en el sur), nunca he entendido nuestro horario comercial, de clase, de oficinas, etc.

      Eliminar
    3. Imprimes romanticismo a la entrada. Gracias.

      Eliminar
  4. MUY BUENO TU RELATO
    me encanta lo que has contado sumamente valioso para los que no sabiamos
    un beso enorme estamos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al pasarte por aquí, aprendiste algo, me siento bien.

      Eliminar
  5. 1582, Papa Gregorio XIII... a éste le da por poner las cuentas al día, y el retraso que llevaba el reloj, que era de algo más de diez días, se ajusta; pues el relojito a las órdenes de la iglesia, no opuso resistencia. Así, hasta hoy... ¡Se debería revisar a fondo tal retraso, pues en nuestro caso, creo que el retraso que llevamos es de algo más de veinte siglos!

    Salud. 0.0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Científicamente convenía hacer el ajuste. Que lo ordenó un papa, ¡pss! Cosa distinta es el retraso en que nos han sumido “hunos” y el abuso que practican “hotros”.

      Eliminar
  6. Del relato , con la memoria que tengo , solo me he quedado , que las horas minutos y segundos , son un invento moderno.. o algo así !! pero lo que mas me ha gustado son las pinturas de OLGA MINARDO ! Creo que para la próxima temporada , me teñiré el pelo rojo, que chulada ! jajajaj besos Maria Luisa !

    ResponderEliminar
  7. Une très jolie publication...
    gros bisous

    ResponderEliminar
  8. Oi amiga, tudo bem? Venho, através deste comentário, lhe convidar para o Primeiro Concurso de Poesias, "Pena de Ouro", do Blog do Bicho do Mato, que será realizado de 20 a 30 de abril de 2013. Ficarei muito honrado com sua participação que será muito importante para o êxito deste evento.

    Para ler o regulamento, clique neste LINK. Conto com sua presença.

    Grato pela atenção.

    Grande abraço do amigo Marcos. Até mais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su aviso pero solo soy lectora de poesía, no compositora.

      Eliminar
  9. Pienso Maria Luisa que lo que más me gusta de tus entradas son las imágenes. Cuanta belleza. No quiero seguir lendo porque con lo que he visto me siento pagada.
    Pero cuando me adentro en tu lectura, que gozada. Eres un pozo de sabiduría.
    Es de las mejores entradas que pueden leerse.

    ResponderEliminar
  10. Fa molto piacere intrattenersi nel tuo blog! molto interessante questo scorcio di storia sulla misurazione del tempo ,e l'invenzione dell'orologio !
    Le figure di Olga mi piacciono molto ,sono morbide, rotonde ,sensuali !Veramente una grande bellezza . Un caro saluto Bianca

    ResponderEliminar