lunes, 2 de septiembre de 2013

MAGIA SIMPÁTICA

ORIGEN DE LOS MÓVILES

María Luisa Arnaiz

Louis Treserras

   Los ‘oscilla’ -palabra derivada de ‘os’, boca-, eran placas bifrontes a modo de pequeñas máscaras que se suspendían en las ramas de un árbol durante las Liberalias, fiestas en honor de Baco; también se situaban tanto en los hogares para alejar a los espíritus maléficos, como en las campiñas romanas para atraer la prosperidad. Esta costumbre provino de Grecia, uno de cuyos mitos contaba que el rey Icario había obtenido el primer vino de la tierra y se lo había ofrecido a unos pastores que, creyéndose hechizados en vez de borrachos, lo asesinaron y enterraron bajo un pino. Alertada por el perro de su padre, Erígone se ahorcó en el árbol bajo el que yacía su progenitor y lanzó esta imprecación: “que las atenienses sufran la misma suerte que yo mientras mi padre no sea vengado”. Siguió tal ola de ahorcamientos entre las jóvenes, que se consultó el oráculo de Delfos y, desvelada la causa de los suicidios, se creó el Festival de la Vendimia, donde las chicas pusieron de moda columpiarse de los árboles. Esta fue la explicación sobre las mascaritas de Dioniso que pendían de un pino en medio de las viñas para que las moviera el aire en la convicción de que fructificarían las uvas que las miraran. Dichos amuletos con valor apotropaico, o sea, como estimulación del crecimiento y abundancia de los frutos, que muestran la inseguridad de quienes dependían de las cosechas, pudieron sugerir la idea de mujeres ahorcadas y son el origen de toda suerte de móviles.

Oscilla

12 comentarios:

  1. Se celebra tu vuelta. Ojalá lo hayas pasado fetén.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo lo que cuentas. Siempre me dejas impresionada.
    Bienvenida de nuevo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A força dos amuletos está na fé de quem os usa. Linda postagem!

    ResponderEliminar
  4. Me alegra tu vuelta. Leerte es un placer y esta entrada lo confirma: "Enseñar deleitando".
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta aprender contigo. Bienvenida y un besote.

    ResponderEliminar
  6. Eres de las últimas en llegar, espero que lo hayas pasado bien, los demás van llegando contentos.
    Simpática entrada par tu regreso, curioso el nacimiento de los colgantes móviles. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Te hechabamos de menos. Volvemos a revivir la historia contigo. Bienvenida.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra tu vuelta y como siempre, te agradezco estas lecciones que me ayudan a saber un poco mas.
    Ahora que son las Fiestas de la `Poesía y la Vendimia en mi Valdepeñas natal, me ha venido de perlas esta breve lección de Historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Se aprende tanto contigo. Bienvenida seas siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Qué alegría verte llegar, sin tu luz amarilla, se anda por el mundo como a tientas, sin orientación de nada. ¡Que ha regresado una sol!
    Abrazo, atado a un pino, para que sigan fructificando tus uvas-voces del saber.

    ResponderEliminar