domingo, 14 de julio de 2013

EL BUSCÓN Y EL PP

PABLOS DIXIT

María Luisa Arnaiz

Gabriel Mark Lipper

   Leamos los MSM que se cruzaron el pasta flora que nos gobierna y el pasta gansa encarcelado. Al primero solo se le ocurría recomendar tranquilidad y fortaleza como si de un hombre de pro o de un confesor se tratara (el cardenal Rouco le echó un capote: “el problema de la corrupción no es un problema español, es universal y no es solo un problema político, sino un problema social de primer orden”). Cuando he leído que el pasta de dientes y colutorio -Floriano- ha dicho que “en su desesperación -Rubalcaba- actúa en connivencia con las mentiras de un presunto delincuente”, he visto la imagen del Buscón acompañando a su amo a clase. Al grito de “¡Nuevo!” varios picarones le rodearon y al instante, se puso uno que estaba a mi lado las manos en las narices y, apartándose, dijo: «Por resucitar está este Lázaro según hiede». Y con esto todos se apartaron tapándose las narices. Yo, que me pensé escapar, puse las manos también y dije: «Vs. Ms. tienen razón, que huele muy mal». La situación ha variado y quizás Rajoy, el Pablos de Quevedo, quisiera decir como él: «¡Juro a Dios que ma…!», pero le espera una mayor afrenta en ese caso. Tal cual la que el pícaro sufrió después del lance contado pues uno de los criados “se proveyó en (su cama)”, él se hizo el desmayado y, cuando lo “levantaron… fue tanta la risa de todos, viendo los recientes no ya palominos sino palomos grandes, que se hundía el aposento”. Ja, ja, ja.

10 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo que dejé de creer en los políticos. Me engañaron una vez, pero no lo harán dos veces. Son todos iguales, y es muy triste haber llegado a esta convicción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin el engaño no se entiende la Política. Otra cosa es lo que pasa aquí.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Un axioma. Pero que se sientan tan ufanos de lo que no tolerarían a la oposición…

      Eliminar
  3. Llevo mucho tiempo intentando transmitir a los que me rodean (cerca o lejos... si es que hay alguien), que el Sr. rajoy, Don mariano, es mariano El rajoy, Alias El Embustero. Siempre miente, siempre mintió y seguirá mintiendo. ¿Cómo he llegado a tal conclusión?: Preguntando a los icónicos, como yo, muertos.
    ¡Dimisión, Sr. rajoy...! Que hoy resucité un poco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos tiene “mataos” y a él se le da una higa.

      Eliminar
  4. Lo más penoso es el desasosiego en que nos hunden a todos , el desanimo.Creo que no podemos perder las ganas de luchar pk ellos tienen las d ganar , y no podemos dejarnos abasallar .Por lo tanto , a la calle al unisono!!!..
    Un post como siempre estupendo.
    Saludos M.lUISA-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo salgo a la calle ya; no sé a qué espera la oposición.

      Eliminar
  5. Quizás sea tan malo lo que hay como lo que viene, María Luisa, pero habrá que afrontarlo. Pinza en la nariz, votar con guantes y hablar por señas, quizás, también, sea eso lo que nos espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vacas gordas pasaron para los de siempre, pero las pasteladas no quiero que me salpiquen.

      Eliminar