lunes, 29 de julio de 2013

SOY SOLITARIA COMO LA HIERBA

THIRD VOICE

María Luisa Arnaiz

Anca Cernoschi (fotografía)

Caluroso mediodía en los prados.
Los ranúnculos se sofocan y derriten
y los amantes
pasan de largo, pasan de largo.
Son negros y chatos como sombras.
¡Es tan hermoso no tener ataduras!
Soy solitaria como la hierba.
¿Qué es lo extraño?
¿Lo encontraré alguna vez, sea lo que sea?

Los cisnes se fueron. El río calmo
recuerda qué blancos eran.
Trata de alcanzarlos con sus luces.
Encuentra sus formas en una nube.
¿Qué es ese pájaro que grita
con tanta tristeza en su voz?
Soy joven como siempre, dice.
¿Qué es lo extraño?

Sylvia Plath

16 comentarios:

  1. No es soledad la soledad querida y aceptada.
    No hay mejor compañía que la propia.

    ResponderEliminar
  2. ¿como era aquello... del buey suelto bien se lame?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprendí el refrán cuando estudié a Pereda. ¡Qué tiempos!

      Eliminar
  3. Tracy, creo recordar que era "el buey solo bien se lame"
    La soledad deseada, no es soledad. Es bueno estar con una misma y acompañada por todo lo que nos rodea.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. "¡Es tan hermoso no tener ataduras!". Sólo desde la libertad se puede apreciar el encanto de la soledad deseada...
    Un precioso canto a un mediodía caluroso con cisnes que ya no están.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hay árbol que aún y viviendo en el bosque se siente muy solo. Las ataduras solo son buenas si compensan. En otro caso el que las sufre o es un/a imb..... o un inmaduro/a

    ResponderEliminar
  6. Que hermosura de poema! Silvia Plath siempre me sorprenderá y su vida mas. Tienes un precioso blog donde mezcklas muy bien el arte de lo poético y la pintura , algo que yo creo va muy unido.

    ResponderEliminar