domingo, 17 de marzo de 2013

THE FORTUNE TELLER

QUIROMANCIA

María Luisa Arnaiz

Victoria Selbach

   El Cristianismo sincretizó todo tipo de creencias en beneficio propio e intentó desacreditar determinadas prácticas con las que la gente buscaba protegerse o dar gracias a sus genios benefactores. Al no poder erradicar los amuletos ni los exvotos (piernas, brazos, ojos de cera, etc., se siguen poniendo a los santos), la Iglesia hizo la vista gorda pero ¿qué pasó con otras supercherías? El padre Feijoo escribió: “Habiendo la Religión Católica, enemiga irreconciliable de toda superstición, desterrado las Artes Divinatorias…quedaron solamente dos, más por tolerancia, que por aprobación, la Astrología y la Quiromancia”. De ‘χειρ’, mano (como ‘quiromante’, ‘quirófano’, ‘cirujano’), y ‘μαντεα’, adivinación, la quiromancia finge predecir el destino del hombre por las líneas de la mano y, según el benedictino: “es menester una ceguedad total” para no ver que “viene el suceso porque fue creído el pronóstico”. Cuenta: “Estando Publio Claudio para dar un combate naval en la primera Guerra Púnica, consultó, por seguir la costumbre, los agoreros; pero diciéndole uno, que los pollos que estaban en custodia para aquel género de divinación, llamada Auspicio, no querían salir a comer, los mandó echar al mar, diciendo: Pues ya que no quieren comer, que beban”.

10 comentarios:

  1. Pues esperemos; que esa estupidez ni por lo más remoto se ha terminado.
    Me parece que estamos viviendo un renacimiento del nacional socialismo con tanto papa y tanto cuento y tanto abuso de poder. Tantas diferencias sociales, tanta corrupción y fanatismo facistoide.

    ResponderEliminar
  2. Sabina menciona en una de sus canciones otro amuleto horroroso y muy querido por el dictador:
    "...Santa Teresa iba dando
    su brazo incorrupto a Don
    Pelayo que no podía
    resistir el mal olor."

    ResponderEliminar
  3. Estaba yo leyendo, tan ensimismada, intentando no perderme nada, cuando una sonora carcajada me ha hecho volver a leer:” Pues ya que no quieren comer, que beban”. He vuelto a reírme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así se auguró el resultado de la batalla naval.

      Eliminar
  4. Muy buena reflexión con un final anecdótico y divertido.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La anécdota latina resume los engaños de esas ‘artes’.

      Eliminar
  5. Ao mesmo tempo que a igreja se diz contra a quiromancia e outras formas de adivinhação, que consideram lúdicas e desnecessárias, mantém uma fé firme nas revelações de Fátima...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las contradicciones de la Iglesia son flagrantes.

      Eliminar