jueves, 8 de noviembre de 2012

DESEO

LA MUJER

María Luisa Arnaiz 

 Alexander Lufer

   Un hombre sueña que ama a una mujer. La mujer huye. El hombre envía en su persecución los perros de su deseo. La mujer cruza un puente sobre un río, atraviesa un muro, se eleva sobre una montaña. Los perros atraviesan el río a nado, saltan el muro y al pie de la montaña se detienen jadeando. El hombre sabe, en su sueño, que jamás en su sueño podrá alcanzarla. Cuando despierta, la mujer está a su lado y el hombre descubre, decepcionado, que ya es suya.

Ana María Shúa

30 comentarios:

  1. Eso suelen ser los sueños y el deseo, cuando se consigue ese "objeto" de deseo o se cumple el sueño...qué decepción, ya se ha terminado la caza y a menudo es menos apasionante de lo que esperábamos. Un abrazo María Luisa

    ResponderEliminar
  2. Nous sommes parfois déçus de nous réveiller lorsqu'on vit un rêve intense et agréable...
    Gros bisous

    ResponderEliminar
  3. Terrible realidad. No digo que ma haya pasado, pero...
    Genial.
    Besos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante una situación expectante, ¿qué no habremos soñado?
      Besos.

      Eliminar
  4. Una manera increible de describir un deseo. Feliz dia.

    ResponderEliminar
  5. Quizás la parte mes hermosa de los sueños es que resulten inalcanzables. Gracias por vuestra compañia y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De no tener los frutos como Sísifo, así es.
      Besos.

      Eliminar
  6. Que malo despertar de un sueño y encontrarte con esa realidad. Besos

    ResponderEliminar
  7. O homem é um predador, quando não está feliz com a caça sempre vai ao encontro de outra... Ele pode até sonhar, entretanto, vai atrás deles. Jamais devemos deixar a felicidade de lado, enquanto conformamos com a realidade. Beijos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hombres predadores tendrían que conformarse con soñar.
      Besos.

      Eliminar
  8. Ese debe ser el principio de la infelicidad, siempre se desea lo que no se tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes! Comparto tu filosofía.
      Besos.

      Eliminar
  9. ES INTERESANTE LA REFLEXIÓN QUE CADA UNO PUEDE HACER SOBRE LOS SUEÑOS QUE DESNUDAN DESEOS .
    El maestro FREUD lo estudió largamente.
    La autora de este texto lo "metaforiza" y Borges dice en su poema sobre 'estar en Islandia:sólo al abrir los ojos se encontrará con ella.
    UN ABRAZO:Elsa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querer no es poder, pero bien vale lo de Borges.
      Besos.

      Eliminar
  10. lo dicho, siempre se tiene lo que no se tiene y pedimos lo imposible!
    besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las eternas contradicciones entre la realidad y la apariencia.
      Besos.

      Eliminar
  11. Me encanta el conjunto: ¡qué bien casa el cuadro de Lufer con el microrrelato de Ana María Shúa!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Es una certidumbre bestial. Siempre deseando lo que no se consigue. La moraleja es buena, ¡Ay de esos hombres que solo desean a las mujeres que dicen no! Y que cuando la consiguen ya no interesa, a por otra. Así está este mundo tan espantoso, tan feo, y también con respecto a los sentimientos.
    Muy buena reflexión amiga, un beso grandote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como válvula de escape, allá cada cual con sus sueños, pero si hace daño en la realidad, eso si que no.
      Besos.

      Eliminar
  13. A veces el misterio atrae más....
    Me gusta lo dinámico que es el microrelato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A los suenos siempre se los persigue, De ellos hacemos nuestra realidad

    ResponderEliminar
  15. Que se conviertan en realidad nuestros sueños es posible, pero a veces soñamos lo imposible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Persiguiendo siempre lo inalcanzable... lo más difícil.. sin valorar apenas lo que tenemos cerca ..

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  17. Esa es una condición muy humana pero, ay, de quien no se dé cuenta de que solo lo posible nos pertenece.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar