lunes, 2 de junio de 2014

ABDICACIÓN DEL REY DE ESPAÑA

EL MAÑANA EFÍMERO

María Luisa Arnaiz

Josep Santilari

   El móvil. No puede ser casualidad el momento elegido por el rey para abdicar. Espigo aquí y allá en el siguiente poema de Machado y, aunque en apariencia la figura predicha recuerde a quien abdica, veo un “de tal palo, tal astilla” y siento martillearme el último verso:

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía…
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechura de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano…
Mas otra España nace…
España de la rabia y de la idea.

“El mañana efímero”, Antonio Machado

10 comentarios:

  1. ¿Será posible que podamos vivir todos juntos?

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy bueno, Mª Luisa! ¿Qué podemos esperar de "la astilla" sabiendo como es el "palo"?

    Juntemos nuestras voces de repudio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Aquí se recogen firmas para pedir un referéndum sobre el modelo de Estado que queremos:

    http://www.avaaz.org/es/petition/Todos_los_Partidos_Politicos_de_Espana_Referendum_YA/?bxJIbcb&v=40383

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mas otra España nace...es posible, afirmo. Y ahora pregunto: en manos de quienes? Es lo que debemos tener más claro. Un besote

    ResponderEliminar
  5. El miedo al cambio, el sentimiento de incapacidad, tan bien manejado por esos pocos que no quieren perder el chiringuito. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Es injusto catalogar a las personas en razón de cómo fueron sus antepasados. ¿En dónde quedaría eso del libre albedrío? El libre albedrío también lo tenemos que tener los individuos. Mucho mejor lo definió José Ortega y Gasset: "Yo soy yo y mis circunstancias". Las circunstancias de la astilla no serán idénticas a las del palo... (digo yo)
    Pero me apresuro a decir que mis ideales son profundamente republicanos. Que una república contiene más esencias democráticas que una jefatura de estado que pasa de padres a hijos, a nietos, a biznietos...
    Deseo que pronto nos podamos quitar esa astilla.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá que la nueva España que nazca sea mejor que ésta; y que nuestro mañana no sea efímero, sino duradero, realista, coherente, sólido y solidario, y no nos perdamos en demagogias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Para estar completamente dichosa, me gustaría que todos los monarcas que quedan "de fiesta perpetua" por el mundo, viviendo de las riquezas de sus pueblos y de sus gentes, ABDICARAN al unísono.
    Es un sistema arcaico y oneroso que no conduce sino a grandes ostentaciones y a división de clases.
    Soy totalmente anti-monárquica, pero si tuviera que afinar la puntería en esa definición tan frontal, , diría que soy ANTI-JUANCARLISTA: demasiada corrupción, abuso, matanza de pobres animales y todo, para sacarse una fotito con el rifle en la mano y la pobre víctima muerta a sus pies.

    SINCERAMENTE, TODO ESTO ME DA ASCO..... habiendo nacido en Argentina, de abuelos maternos gallegos y catalanes, siendo yo misma ciudadana española, habiendo vivido años allí (y retornando muy próximamente), tengo todo el derecho de decirlo y lo digo:
    ¡¡NO A LA MONARQUÍA!! que las naciones se construyen con trabajo y estudio no con INUTILIDADES.
    ..


    ResponderEliminar
  9. El poema de Machado, como los clavos a Jesús.
    MB.

    ResponderEliminar