sábado, 31 de mayo de 2014

JUDIT Y EL GENERAL

BÍBLICA

María Luisa Arnaiz

Fongweil Liu

   Levanto el sitio y abandono el campo… La cita es para hoy en la noche. Ven lavada y perfumada. Unge tus cabellos, ciñe tus más preciosas vestiduras, derrama en tu cuerpo la mirra y el incienso. Planté mi tienda de campaña en las afueras de Betulia. Allí te espero, guarnecido de púrpura y de vino, con la mesa de manjares dispuesta, el lecho abierto y la cabeza prematuramente cortada.

Juan José Arreola

6 comentarios:

  1. GENIAL!!!! MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Espero que no fuese cortada por el cuello (es broma).
    Citas como estas...no las acepto.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Una cita muy pero que muy romántica.

    ResponderEliminar
  4. Una escena deliciosamente diabólica, María Luisa.
    Bravo.

    ResponderEliminar