miércoles, 9 de octubre de 2013

ABALORIOS MÁGICOS

SOBRE AMULETOS

María Luisa Arnaiz

Retrato de joven, Domenico Ghirlandaio

   Es sabido que el coral sirvió para proteger durante generaciones la dentición, las picaduras de escorpiones y serpientes, y que ayudó a diagnosticar enfermedades, dado que cambiaba de color. En verdad su valor apotropaico, transformado por la Iglesia en anuncio de la Pasión de Jesús, se ha conservado como protección contra el mal de ojo y contra la infertilidad. Este pólipo, cuyo valor una vez pulido puede alcanzar los 36 000 euros el kilo, nació, según la Mitología, de las gotas de sangre que cayeron al mar de la chorreante cabeza de Medusa cuando Perseo cercenó a la Gorgona (hecho comparable, mutatis mutandis, con la muerte salvadora del Galileo). Con el llamado en sus orígenes por los griegos “litodendro”, árbol de piedra, se han elaborado dijes, collares y rosarios (en estos son visibles las bolitas que separan grupos de cuentas), testigos de la pervivencia de la superchería

Virgen con el Niño, atribuido a Gérard David

Virgen con el Niño, Francisco Traini  (Pisano)

Magdalen Weeping, detail, Master of the Magdalen Legend

Dama y niña, Adriaen van Cronenburch, 1567

Madalena Ruiz, detalle, atribuido a Sánchez Coello

9 comentarios:

  1. Sabía lo de sus propiedades, no así la historia mitológica, que me parece terrible. ¡Cuántos corales derramados por los Perseos de nuestro tiempo y de nuestro mundo real!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, Maria Luisa, nunca nos acostaremos sin saber algo mas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Apasionante lo que nos enseñas mujer, me admiro siempre que entro aquí.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Y pensar que llevé durante años unos pendientes de coral, cuando niña, aún los recuerdo.
    He disfrutado de las pinturas. Mucho. Y de tu erudición también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Bonjour,

    Tout simplement Magnifique et Magique... Une telle délicatesse...
    Gros bisous

    ResponderEliminar
  6. Muy inopinadamente, psss, me haría falta un par de collares como los tales.
    Me encanta leerte, María Luisa. Feliz noche.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta leer sobre Mitología y aprender algo sobre ella. Muy linda entrada y los retratos excelentes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho tus post. Siempre aprendo :
    Lo sociabilizo con tu nombre en mi blogs.
    Besitos

    ResponderEliminar