miércoles, 22 de mayo de 2013

JUICIO DE OSIRIS

CONFUTATIS MALEDICTIS…

María Luisa Arnaiz

Kris Lewis

   “Confutatis maledictis / flammis acribus addictis / voca me cum benedictus”, Cuando los malditos hayan sido detenidos / (y) arrojados a las ardientes llamas, llámame con los benditos”. Estos versos pertenecen al poema del siglo XIII “Dies irae”, Día de la ira, y aluden al día en que los cristianos creen que serán juzgados por un juez que retendrá junto a sí a los justos y arrojará a las llamas a los injustos. Para mí fue una sorpresa saber que los egipcios pesaban en un balanza, el corazón de los muertos contraponiéndole la pluma de Maat, encarnación de la Verdad, en el llamado juicio de Osiris: si el corazón (actos humanos) pesaba igual que la pluma, había sido justa el alma e iría a la campiña de Aaru (paraíso), donde viviría eternamente; si el corazón pesaba más, había obrado injustamente y sería devorada por un mítico animal con cabeza de cocodrilo. Pues bien, aunque dudo de la justicia de los hombres, júzguese a los dos bravos que acaban de matar en León y Córdoba a sus mujeres. En mi cabeza suena el “Réquiem” de Mozart.
P. S. Un tercer bravo ha repetido el mismo crimen esta madrugada en Álava.
P. S. Hoy, viernes, un cuarto estrangula a su compañera en Santander.

17 comentarios:

  1. Me sumo a tu Requien, Mariano. Y, por supuesto, al de Mozart. Aunque me resisto a creer que no podamos hacer nada más que esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues recortan en ayuda a la mujer y muchos lo ven bien.

      Eliminar
  2. ¿Cuándo va a cesar esta vergüenza criminal?

    ResponderEliminar
  3. CLARO QUE SI, QUE LOS JUZGEN, TAMPOCO CREO YO MUCHO EN ESTA JUSTICIA, TAMBIÉN EN MI CABEZA SUENA EL "RÉQUIEM" DE MOZART, SALUDOS.

    ResponderEliminar
  4. En algún verso que escribí hace tiempo, sobre el maltrato a la mujer, terminé diciendo, que si esto seguía así, abdicaba de condición de macho. Hubo alguien que hasta se permitió criticar jocosamente mi frase, pero la sigo revindicando.
    Hablas de dioses y religiones. Pienso que con su desprecio a la mujer, también tienen responsabilidades en este tremendo problema.
    Más que música, tengo que esforzarme por no escribir insultos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu reivindicación habla de tu sensibilidad.
      Y ¿qué se puede esperar de las religiones hechas por los hombres?

      Eliminar
  5. Muchos bravos llenos de cobardía. Demasiados.

    ResponderEliminar
  6. Me sumo a tu denuncia, María Luisa. Un abrazo-e

    ResponderEliminar