miércoles, 10 de julio de 2013

NORA

EJERCED VUESTRO PODER

María Luisa Arnaiz

Susanne Wehmer

A la última víctima asesinada por su ex pareja en Granada

NORA

Yo era una muñeca,
una muñeca como hija de mi padre,
una muñeca como esposa de mi marido.
Yo era un juguete para ellos.

Permito a Nora ir
con cuidado, la dejo ir
derribando los altos muros
y abriendo las puertas a profundos cuartos interiores,
la dejo suelta en el aire y se llena de libertad.

Yo soy un ser humano
incluso antes de ser esposa de un marido
y antes de ser madre de los niños;
soy un ser humano en primer lugar.

Yo soy un ser humano,
las cadenas ya están rotas,
el camino hacia la libertad está abierto
y el poder dado por el cielo está repleto.

¡Ah, jóvenes muchachas,
seguidme como a vuestro propio despertar,
levantaos y ejerced vuestro poder!
La luz de un nuevo día está brillando.

Na Hye-Sok

20 comentarios:

  1. Muy emotivo..es horrible esto, no se acaba nunca.Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frecuencia de estos asesinatos hace que se perciban casi como normales. Brrrrrr.

      Eliminar
  2. ¿Es la educación la culpable? ¿la de ella? ¿la carencia de la de él?, Creo que puedo volverme violenta, abandonar las palabras y cambiarlas por otras armas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He dado un salto temporal como en "2001, una odisea ...". En la famosa escena del hueso lanzado al aire estaba el germen del comportamiento humano.

      Eliminar
  3. Las mujeres poco a poco despiertan y conseguiran desprenderse de siglos de represiones..algunas luchadoras quedaran por el camino para poder dejar abierta una brecha .
    Los hombres más sensibles y más amadores ,tambien poco a poco conquistaran estadios para ellos desconocidos.
    Para cuando ,, ese gran cambio????...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está costando mucho pero ¡optimismo y prevención!

      Eliminar
  4. Une publication qui ne peut pas nous laisser indifférent...
    Gros bisous

    ResponderEliminar
  5. Esa libertad, nunca permitirán que se consiga. No es cuestión de educación¡ No! Son muchos años co-educando,se trata de poder, perder ese poder.
    Habitamos en sus espacios, somos independientes económicamente, gobernamos en sus Ayuntamientos, Autonomías y País, somos grandes profesionales con las que competir, decimos no, cuando no nos apetece...
    No se trata de educación, son nuestros jóvenes, los educamos una generación de madres defensoras y luchadoras de nuestros derechos. Simplemente ven que el poder del macho peligra.

    ResponderEliminar
  6. Ellos, algunos, siempre lo mismo... Y somos las mujeres las que llevamos el peso de la vida, y de la vida en todos los aspectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo: somos las mejores defensoras de la vida.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Verdad y realidad de tantas mujeres en el mundo…

      Eliminar
  8. Si, vaya por ella, María Luisa y por todas las que un día descubren, amargamente, que la vida estaba en otra parte.

    ResponderEliminar
  9. Hay que atacar el mal desde la raíz: hay que fomentar la autoestima.

    ResponderEliminar
  10. O sea, ¿bajar los humos a los hombres y seguir tratando a la mujer como menor o disminuida?

    ResponderEliminar
  11. ¡No, por Dios! Quiero decir que hay que fomentar en todos la autoestima, sobre todo en las mujeres. Una mujer con la estima bien alta no le pasará al novio ni una, porque el maltrato no empieza de la noche a la mañana.
    Cada vez que en clase ha surgido el tema, no me canso de repetirles a ellas y a ellos que no hay que permitir el más mínimo desaire. Y sobre todo a ellas, les suelo decir que son personas, que no son ni la criada de, ni la sierva de, ni la novia de, ni la amante de, ni la propiedad de...
    De todos modos creo que el perfil del maltratador (y maltratadora, que las hay) busca el perfil de la maltratada (y del maltratado, que los hay). Hay que romper ese círculo vicioso.
    Espero que mi comentario no lleve a interpretaciones erróneas.

    ResponderEliminar
  12. Tu aclaración pone las cosas en su sitio.

    ResponderEliminar