viernes, 19 de julio de 2013

LIMPIARSE EL CULO CON UN CANARIO

CAMILO J. CELA, MACHO CARPETOVETÓNICO 

María Luisa Arnaiz

Jean Paul Bourdier (fotografía)

   Lo mejor, que escuché a ráfagas, se debió a Carlos Casares: “Era un hábil imitador de Dalí para promocionarse” y lo opinado por un estudiante de doce o trece años: “Era un tipo duro, un tipo algo borde”. Su hijo, que lo conocía de sobra, le afeaba su absoluta falta de piedad, como rasgo central de su persona. Anécdotas por él contadas: asustar a las pobres mujeres que volvían a sus casas cargadas con la compra; en casa de su patrona durante la guerra, limpiarse el culo con un canario, tras defecar en el teclado del piano, ¡qué hombrada!... Otro gesto nobilísimo fue ofrecerse a Franco... para delatar a los “rojos”, ejercer como censor de libros y publicaciones, escribir por una montonera de dólares una novela… a la mayor gloria del sanguinario dictador Pérez Jiménez. Su manipulación y prepotencia a la hora de cubrir vacantes en la Academia o de discernir el ganador del Premio Cervantes, el cual se hizo otorgar obscenamente, tras el injusto Premio Nobel, como su creciente y ya no disimulado reaccionarismo ideológico, fueron notorios… La historia de la literatura lo pondrá, sin duda, en su lugar.

Antonio Martínez Sarrión, “Escaramuzas”

24 comentarios:

  1. La foto es bastante pretenciosa e insignificante (que no significa nada, aunque lo pretenda)

    ResponderEliminar
  2. Conocía bastante sus "andanzas no caballerscas" pero no sabía que alcanzaran a tanto... Era un personaje con problemas de conducta, indudablemente. Un beso amiga !

    ResponderEliminar
  3. Qué feo señor, sin duda el tiempo hará su parte. Ay y la foto? a la par.
    Fuerte abrazo, que tengas feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  4. Nunca me cayo bien su prepotencia y vulgaridad.

    ResponderEliminar
  5. No lo podía ni lo puedo ver, y no porque esté muerto, no. Aaggggg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve un alumno que tituló así la escena final de su “Pascual Duarte”: “Mi perra me pone de los nervios”. Me dio algo.

      Eliminar
  6. Un personaje polémico sí que lo fue, exhibicionista hasta caer en el ridículo sólo por llamar la atención,...pero desde mi punto de vista eso no tiene nada que ver con su obra literaria.
    No sé si se mereció o no el Nobel (hay algunos más que no se lo merecieron) pero para mí es uno de los grandes escritores de este país.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre será para mí el creador de “Pascual Duarte”.

      Eliminar
  7. NO DEJA DE IMPACTARME TU PARQUEDAD.... PERO ENCIERRAS UN TODO EN POCAS PALABRAS... (eres única)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribiendo, es algo que me caracteriza; hablando, puedo enrollarme.

      Eliminar
  8. ¿Cuándo terminen con nosotros los poderes ocultos del Templo, todavía habrá algo que se pueda llamar "Historia de la Literatura en Lengua Castellana"? ¿Tendrá fuerzas ese constructo para poner en su sitio a alguien? ¿A quién le importa dónde lo coloque la susodicha Hª? Por qué seguimos escribiendo sub specie aeternitatis cuando las dos cosas que conocemos hasta ahora, con toda seguridad, es que nos extinguimos y que todos los tesoreros del PP trapichean?

    ResponderEliminar
  9. A la primera, supongo que sí; a la segunda, supongo que no; a la tercera, supongo que a los pagados de sí mismos; a la cuarta, sé que me extingo y supongo que trapichean muchos más.

    ResponderEliminar
  10. Son interesantes las anécdotas que nos dejas.

    ResponderEliminar