jueves, 7 de marzo de 2013

MENSAJE LETAL

DECAMERÓN

María Luisa Arnaiz

Brita Seifert

    En Rávena…hubo un joven…Nastagio de los Onesti, que…se enamoró de una hija de micer Paolo Traversaro…tan cruel y arisca se mostraba la jovencita amada…” Así comienza la novela octava de la quinta jornada del “Decamerón”, modelo ejemplarizante para la mujer cuyo resumen hago. Nastagio se suicida cuando es rechazado y la chica, muerta poco después, es castigada por su indiferencia a un suplicio atroz: cada viernes él la persigue, la mata, le arranca el corazón y se lo arroja a sus perros; luego ella resucita y se repite la tortura. Como se ve, el padecimiento continuo es el leit motiv de la historia pues su propósito es domar la voluntad de las mujeres para que se sometan a los hombres. La mayoría lo está y sus víctimas no cesan. En el cabecero nupcial de Gianozzo Pucci y Lucrezia Bini Boticcelli recreó el cuento como mise en abîme.

Historia de Nastagio degli Onesti, Botticelli

   Nastagio abandona el campamento y camina absorto por un pinar. Despavorida, aparece una joven desnuda que huye de dos feroces mastines y de un jinete. Nastagio coge una rama para ahuyentar a los perros pero el caballero lo disuade y le cuenta su historia.

Historia de Nastagio degli Onesti, Botticelli

   En el centro el caballero abre el costado de la joven que yace en el suelo y Nastagio echa a correr. A la derecha los perros devoran el corazón de la joven y al fondo, en sentido contrario a la escena anterior, se reanuda la persecución.

Historia de Nastagio degli Onesti, Botticelli

   Las familias de los novios asisten a un banquete en el pinar para ver el horrible suceso. Cuando se produce la aparición, Nastagio les cuenta la historia: es la estratagema que utiliza para persuadir a la desdeñosa joven. Ella, atemorizada, le envía a una criada (se ve a la derecha) para decirle que se casará con él.

22 comentarios:

  1. Y a diario parece que el tiempo no ha pasado, que siguen los abusos sobre la mujer.
    Fuerte abrazo, mujer!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un mal para el que “la ciencia” no busca remedio. ¡Snif!

      Eliminar
  2. Es una entrada magistral y deslumbrante, Maria Luisa. Tanto por la elegancia de tus frases como por los detalles y la meticulosidad con las que explicas todas y cada una de las fotografías.
    La jovencita a la que te refieres aún sigue muriendo y volviendo a nacer.
    La obra de Boccaccio, está de rabiosa actualidad.
    Este tipo de entradas que haces son de las que más me gustan.
    Son geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque en la novela el suplicio dura el mismo tiempo que la chica desdeñó al pretendiente, es triste que la mayoría de mujeres siga sometida en todos los sentidos.

      Eliminar
  3. Magnífica hilazón de imágenes y texto, aunque esta historia me gusta bien poquito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo nos va a gustar? Es de juzgado de guardia.

      Eliminar
  4. Una gran entrada, todas las tuyas lo son, pero hoy te has superado. Recuerdo leer el libro de jovencita y luego lo presté y nunca más volvió, referente a los cuadros, he visto y admirado hace unos días las tres primeras tablas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé la de libros que perdemos. ¿O no los perdemos si otros los leen?

      Eliminar
  5. Empero, Botticelli introduce, y no gratuitamente, en el primer plano de su tercer cuadro cuatro robustos árboles talados: el cruel pretendiente, los dos perros y el jinete caerán (la banqueta caída, la víctima, no hace sino rubricarlo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madera < materia, mater, madre. ¿Imaginas? Da para un tratado.

      Eliminar
  6. Como el día de la Marmota, pero en sangriento. Que imaginación, y que bien plasmado por Botticelli. Conocía los dos primeros, pero no la historia completa y el origen. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La técnica usada por Boticcelli es fascinante para esta historia misógina.

      Eliminar
  7. Una historia que Botticelli supo transformar en imágenes de manera bien misteriosa... Creo recordar que uno de esos cuadros está en el museo del Prado. Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hay que ver el mensaje que encierra. Lo he explicado tantas veces…

      Eliminar
  8. Felicidades de forma doble: por la entrada, y por ser hoy un día especial para la mujer.
    Debe ser angustioso temer la llegada de cada viernes... es lo más parecido al infierno, hasta que el papa lo eliminó. Respiro con ello, y espero que alguien termine con el sufrimiento eterno de la joven, que para más inri, no tiene nombre. ¿Seremos capaces alguno de nosotros actuar, y eliminar el hechizo...?
    ¿Imagináis lo doloroso, angustioso y agotador que debe ser una situación parecida? ¡Qué suerte la nuestra, saber que existe un final para todo!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los personajes sin nombre son “personajes-tipo”, así que la chica representa a todas las mujeres.

      Eliminar
  9. Olá Maria Luísa,
    Obrigada pela visita ao meu blog. O seu é muito lindo, dá a impressão de que a gente está lendo um livro de histórias, com pinturas requintadas. Parabéns! Abraços,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con pinturas de esta naturaleza hasta los analfabetos entendían los mensajes.

      Eliminar
  10. Todo igual, claro que no será cierto, pero lomparece, todo igual, María Luisa. Bonito regalo para la jornada que nos recuerda el calendario lo que, precisamente, no debiera suceder: Tener que celebrarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo: no debiera existir el día de la mujer.

      Eliminar
  11. Las estratagemas no varien, aunque cambie el escenario y la época. ¡Qué pena!

    ResponderEliminar
  12. Y cuántos no quieren enterarse de nada y repiten los mismos esquemas. Incluso las propias mujeres. Ayer oí a Maridecospe y ...

    ResponderEliminar