martes, 12 de marzo de 2013

LAS AMISTADES PELIGROSAS

DONJUANISMO FEMENINO

María Luisa Arnaiz
 
Bastian Lecouffe Deharme

   Los libertinos brillaron durante el siglo XVII en Francia y con la Revolución francesa desaparecieron. Es de notar que la mala fama que alcanzaron les vino por romper con los poderes establecidos del Estado y de la Iglesia católica, causa de que fueran tachados de inmorales (recordemos a Sade). Estos librepensadores trataron de pasar desapercibidos y su imagen legendaria se forjó en torno a los que simplemente buscaron el placer, siendo su modelo el don Juan de “El burlador de Sevilla” de Tirso de Molina. En 1782 la marquesa de Merteuil, protagonista de “Las amistades peligrosas”, se convirtió en su imitadora femenina más perfecta. Lo que escandalizó en su época fue que triunfara adoptando el rol de cualquier libertino, pues lo permitido a un hombre no se toleraba a una mujer. ¡Ni siquiera de ficción! Dice la Merteuil: “busqué en los moralistas más severos lo que exigían de nosotras…y así me aseguré de lo que…se debía pensar y de lo que era necesario aparentar. Mi primer cuidado fue adquirir renombre de invencible (igual que don Juan)…¡Ah, pobre Valmont! ¿Qué habéis hecho que yo no haya superado mil veces? Habéis seducido, incluso perdido a muchas mujeres, pero ¿qué dificultades habéis tenido que vencer?”.

20 comentarios:

  1. Querida amiga, para mala suerte yo no puedo comprender toda la parablas in tuo idioma. Pero yo busco esto tuo post muy interesante y sovretodo el debujo es verdaderamente muy lindo!
    Muchas graçias y besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco todo el interés que muestras.

      Eliminar
  2. A mí, personalmente, no me gustan ni los donjuanes y, por extensión, el donjuanismo femenino. Ser burlador de mujeres o burladora de hombres es más un instrumento de degradación que de seducción.
    Besos

    P.D: Perdón por el despiste. En vez de publicar, le he dado a eliminar. Cosas de novata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El donjuán se acepta, guste o no; la “doñajuana” sigue mal vista.

      Eliminar
  3. Realmente, es que tenían mucho mérito.
    Pero esa mentalidad no se ha perdido del todo. Ni mucho menos.
    Hay mucho santurrón suelto y mucho beato que si no se te plantan delante no te lo podrías ni imaginar.
    Dan pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por algo el “Don Juan” nació tras el concilio de Trento.

      Eliminar
  4. Haces unas entradas magistrales, Maria Luisa. De verdad.

    ResponderEliminar
  5. El donjuan sea del sexo que sea no me gusta, pero ...¿por qué escandalizarse porque una mujer hiciera igual que un hombre? La discriminación hasta en eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la mujer la sociedad le sigue pidiendo un papel tradicional.

      Eliminar
  6. No se porque pero los donjuanes están mal vistos, bueno puede que sea envidia. Es una pena que para una entrada tan superior te deje un comentario tan torpe, pero debo estar desneuronada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres sintética y aciertas en lo de la envidia latente.

      Eliminar
  7. Ester, jajajajja, a estas horas de la noche yo ya ni leo correctamente....saludos Maria Luisa !! tus entradas geniales ,como siempre ! besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A estas horas mejor ver la película “Las amistades peligrosas”.

      Eliminar
  8. Une publication pleine d'intérêt...
    gros bisous

    ResponderEliminar
  9. Curioso, los libertinos, en todas, desaparecen con la Revolución y vuelven con la democracia. Cosa mas rara ¿Verdad María Luisa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Repetir lo de “vivir para ver” ya va siendo una costumbre.

      Eliminar
  10. Muy interesante reflexión, María Luisa. Ciertamente, todavía quedan, de un lado y del otro...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar