lunes, 3 de febrero de 2014

DESEO INSATISFECHO

LO QUE ELLA NO PUDO CONTARLE

María Luisa Arnaiz

Pascal Chôve

Quise
conocer cada una de tus vértebras, todos
los poros de tu piel,
el vello ensortijado de tu cuerpo.
Permitir que
toda mi piel, las manos,
tobillos, hombros, pechos,
mi sombra incluso,
se fundieran por siempre
con cuanto, siendo tuyo,
no podré conocer.
Acunarte en tu sueño.

Denise Levertov

8 comentarios:

  1. La imposibilidad de formar parte del otro, de llegarlo a conocer, de fundirse... Se logra en algunos momentos, sólo.
    Salu2, Mª Luisa.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Maria Luisa.
    El cuerpo del otro podemos conocerlo, pero ¿Y el "alma"? ¿Sabemos, acaso, que piensa, qué siente, qué calla?...Solo podemos "acunarla" como sueño.

    No creas que te olvido, me voy pasando por aquí porque me gustan tus publicaciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Deseo de fusión total, que no ocurra nada que se nos escape en el otro... ¿Será esto bueno? Sinceramente pienso que no mucho. Conforme pasa la vida, soy más consciente de las necesarias parcelas propias, al margen de ese otro tan querido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No me gustaría que conocieran mi alma, mi cuerpo si, mi corazón también. Pero he respondido sin pensar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hay amores que en su momento te atrapan de tal forma que dejas de ser para convertirte en posesión de otro. Esos amores dejan una huella de dolor y de vacío. La suerte o la desgracia es que no vuelven a repetirse.
    Saludos afectuosos

    ResponderEliminar
  6. Se fundir ao outro...

    Lindo poema... e a imagem é belissima...

    ResponderEliminar
  7. Quisiéramos conocer todo eso del ser amado. Pero imposible y quizá si se pudiera, se perdería el encanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Quise [...] Acunarte en tu sueño. Con esto me ha bastado para querer conocer más de esta autora, a la que todavía no he leído.
    Gracias, María Luisa

    ResponderEliminar