viernes, 1 de noviembre de 2013

SOBRE EL ABORTO

ARTE CELESTINESCO I

María Luisa Arnaiz

Gérard Schlosser

   “Los gobiernos tienen el compromiso de ratificar los derechos de las niñas a la educación y a la sanidad, incluida la salud sexual y reproductiva” recoge el informe de la ONU ignorado por el Gobierno en la Enseñanza y del que hace oídos sordos el ministro de Justicia, dado que pretende suprimir el derecho a abortar sin el permiso de los padres que tienen las mujeres de 16 y 17 años (¿quién lo usará por malas costumbres?). Científicamente está demostrado que “la tasa de abortos es menor en países con leyes más permisivas” y que la mortalidad femenina es mayor donde es ilegal, esto es, en “el 98% de los países en vías de desarrollo”. Sabido es que la hoguera esperaba en los dominios católicos a quienes practicaban el aborto pero se acudía a las hechiceras por salvar el honor. ¡Ah el mito de la virginidad que sin embargo tiene remedio! Imponer una confesión religiosa en el Estado, adoctrinar desde las aulas, es propio de déspotas y fariseos; así hacen los disciplinantes rajoyanos cuyo jefe acaba de ser “canonizado” por la Academia española de Historia.

Gérard Schlosser

   Acudo al acto primero, escena segunda de “La Celestina”, para apoyar lo afirmado pues Sempronio le dice a Calisto que “hace tiempo que conozco en esta vecindad a una vieja barbuda que se dice Celestina… Entiendo que pasan de cinco mil los virgos que se han hecho y deshecho por su autoridad”; y Pármeno que “unos hacía de vejiga y otros curaba de punto. Tenía en un tabladillo, en una cazuela pintada, agujas delgadas y peligeros, y hilos de seda encerados, y colgadas allí raíces de hojaplasma y fuste sanguino, cebolla albarrana y cepacaballo. Hacía con esto maravillas: que, cuando vino por aquí el embajador francés, tres veces vendió por virgen una criada que tenía… Y remediaba por caridad muchas huérfanas y erradas que se encomendaban a ella.

6 comentarios:

  1. Lo normal en este gobierno es hacer oídos sordos a todo.

    ResponderEliminar
  2. Um assunto polêmico... bem, eu penso que é bem mais simples, seguro e humano evitar filhos a aborta-Los.
    Bom final de semana!

    ResponderEliminar
  3. nadie abortar por gusto
    y desde luego que su moralina de defensa de la vida es una condena lenta y paulatina para muchas mujeres posteriormente

    ResponderEliminar
  4. Ojalá que nadie tuviera que abortar, pero prohibirlo las pone en un riesgo muy grande.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. ¿La solución? Algo tan sencillo como respetar la libertad de las mujeres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar