viernes, 17 de mayo de 2013

PERVERSIDAD FEMENINA

BELFEGOR

María Luisa Arnaiz

 
En el infierno, Roberto Ferri

  Con “La fábula de Belfegor archidiablo” difundió Maquiavelo toda la misoginia acumulada hasta su época. A primera vista se observa en el relato la rapacidad y astucia de los florentinos y queda oculto el propósito implícito del mismo: denigrar a las mujeres. La trama parte de las deliberaciones de unos diablos para averiguar si lo que sostienen los hombres que van al infierno es cierto: su perdición se debe a las mujeres. Un diablo elegido al efecto, con aspecto humano y bajo el nombre de Rodrigo de Castilla, se instala en Florencia y se casa con Honesta, joven que lo domina desde el primer momento. Enamorado, soporta sus caprichos pensando que cambiará, lo que no sucede, y, cuando pierde su fortuna, escapa, librándose de sus acreedores al prometerle a un aldeano que lo enriquecerá haciendo creer que cura endemoniadas. Interviene en dos casos y quiere irse pero cae poseída la hija del rey de Francia y el patán es amenazado con la horca si no la sana. Gianmatteo monta una escena, en la que supuestamente participa la mujer de Belfegor, y libra a la princesa. Vuelto al infierno, el diablo certifica los problemas que causan las mujeres. Sobre la perversidad femenina se sigue instruyendo: dígalo el reportaje “¿Irá mi hija provocando?”, emitido el martes por TVE en el telediario de las tres.

14 comentarios:

  1. Iquietante relato sobre denigrar a las mujeres, malditos diablos que solo quieren confundir sobre todo al más inocente, será interesante ver ese reportaje, un abrazo y buen finde semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre los prepotentes quieren subyugar, ¿verdad?

      Eliminar
  2. Dicen que el "sentido común" es el menos "común" de los sentidos. Aplicado a la vestimenta, nos encontramos con que mucha gente no sabe adecuar la ropa a la ocasión.
    En el caso que comentas, la palabra "provocación" es la que ha tirado de la anilla de la espita y, zas, la polémica "carca vs progre" está servida.
    ¿Es pertinente ir a clase en bermudas, a un entierro en chándal, a una boda en pantalón corto o ponerse a freir sardinas con levita y corbata?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrás observado que una profesora puede ir como quiera y un profesor, no. Los alumnos como gusten.

      Eliminar
  3. Muy buen comentario voy a buscar esa fábula no la conocia,
    bien es cierto el diablo es el peor de nuestros deseos perversos si los hay
    un beso enorme
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los deseos personificados en el diablo atraen más.

      Eliminar
  4. ¡Faltaría más! De una y otra forma, nostras siempre las culpables. Ni siquiera los padres se libran de esa influencia maliciosa y tendenciosa... Qué horror... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la práctica hay pocos hombres ecuánimes. La teoría es otra cosa.

      Eliminar
  5. Fue mas de lo que ya va siendo una rutina para esta nueva TVE, María Luisa. La cita ....... de 10, como siempre, María Luisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otro telediario se dijo que “según los psicólogos, acercarse a un altar puede ayudar a calmar la ansiedad por la falta de trabajo”.

      Eliminar
  6. nosotras las malas ? es todo invención del demonio , claro !! saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O de los que "inventan" el demonio para salvar su responsabilidad.

      Eliminar
  7. This painting impressed me a lot. I've got goosepimpels over my whole body. Thank you!
    All the best. Jos

    ResponderEliminar