viernes, 1 de marzo de 2013

DEJÓ LOS ZAPATOS…

UN DÍA POR LA MAÑANA

María Luisa Arnaiz

Hsin-Yao Tseng
  
Un día por la mañana, al abrir la puerta,
encontraste en el umbral los zapatos de baile.
Era para besarlos y tú lo hiciste enseguida
y volviste a sentir alegría después de tantos años,
todas las lágrimas largo tiempo contenidas
ascendieron a tu risa.
Luego te reíste y desde el alma rompiste a cantar
con la tranquilidad de la juventud...
No preguntaste qué hermosa
dejó los zapatos en el umbral.
Nunca lo averiguaste
y, sin embargo, de aquel feliz momento
aún vives con frecuencia...

Vladimir Holan, poeta checo

26 comentarios:

  1. Hermosa entrada, María Luisa.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso poema ....

    Y vivo con frecuencia

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Las fotos que eliges son impagables. Qué belleza. En armonía perfecta con el poema.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso como un instante, da para vivir toda una vida.

    ResponderEliminar
  5. Olá María Luisa
    Lindo blogue com poemas e histórias repletas de sentimento.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  6. You have some very emotive and impassioned posts here. I have to get used to reading the automatic translations, but the gist of you ideas do come through.

    Thank you for stopping by and joining my blog. It's very appreciated.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The artistic works that make us think are priceless indeed.

      Eliminar
  7. El encuentro inesperado con la juventud pasada nos revive mejorando nuestro futuro.

    ResponderEliminar
  8. Lindas memórias e anseios! Gostei muito de seu blog! Abraços!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por compartir tanto ARTE.

    ResponderEliminar
  10. El gusto es mío por encontrar tanta gente maravillosa como tú.

    ResponderEliminar