viernes, 22 de febrero de 2013

DESTINO

REITERADO ASESINO

María Luisa Arnaiz 

Mia Bergeron

   No desea cometer ese crimen. Porque es repugnante y porque sabe con todo detalle cómo será castigado. Y mientras levanta el arma con la que debe hundir el cráneo de la víctima, siente que sus músculos se rebelan, que todo su cuerpo vibra a causa de la lucha de dos fuerzas encontradas: la de su propia voluntad y la fuerza loca de la fatalidad que lo obliga a realizar un destino escrito, a matar una y otra vez a esa mísera vieja. Con un supremo esfuerzo Rascolnicof se da vuelta y descarga su hacha contra el lector.

Ana María Shúa

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le encuentro cierto parecido con el experimento de Milgram.

      Eliminar
  2. Inquietante y muy bueno el micro, con esas referencia a "Crimen y castigo" que me gusta, me gusta mucho.
    Gracias por una lectura tan agradable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que en su día el protagonista me atrajo por su lado oscuro.

      Eliminar