miércoles, 30 de enero de 2013

ASESINO RITUAL

BARBA AZUL

María Luisa Arnaiz

António Macedo

   El título del cuento de Perrault resulta revelador aunque se intuye algo oscuro, que obliga a preguntarse por el significado de tan exótico atributo. Veamos. Un rico hombre, casado varias veces, tomó por esposa a una joven a la que entregó todas llaves de su casa cuando tuvo que ausentarse, diciéndole que podía recorrer las habitaciones salvo un gabinete, cuya llave le señaló, “si se te ocurre abrirlo, nada en el mundo podrá ponerte a salvo de mi cólera”. Ella abrió la habitación prohibida: pisó sangre y descubrió los cadáveres de varias mujeres colgadas en los muros. Se le cayó la llave. Sobrecogida, fue a su cuarto y se puso a frotarla para eliminar las manchas, que volvían a salir pues se trataba de una llave “encantada” (ser cómplices del relato es aceptar lo increíble). ¿Una llave enigmática que abre lo oculto?, ¿manchas de sangre?, ¿qué simboliza la llave? Puesto que la mujer se salvó a pesar de la transgresión, ¿qué conflicto plantea el cuento? Obviemos la trampa del narrador: curiosidad, desobediencia, y admitamos que lo que el texto oculta es el miedo a la desfloración, llevada a cabo por un violador compulsivo y asesino. Los cuentos son translúcidos pero no transparentes. 

19 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Con mucho gusto recibo tus palabras. Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  2. Como siempre nos pintan a las mujeres de indiscretas...de estar por detrás de" nuestro señor", de no ser señora y dueña de la casa del varón...normal que lo escribiera un hombre...cuento de terror, aunque no lo he leído ,no se como fue el final , lo que has descrito lo veo yo así....BESOSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón: la literatura misógina nos hace mucho daño. El final es: Barba Azul muere a manos de los hermanos de ella y ella, que hereda la fortuna del marido, se vuelve a casar.
      Besos.

      Eliminar
  3. Mistérios, Luisa, mistérios!
    Um abraço. Tenhas uma boa noite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Misterio resuelto aunque tenga otras interpretaciones.
      Besos.

      Eliminar
  4. Yo tenía ese cuento, era troquelado y en la cubierta la dama llevaba un llavero, me encantaba, mas por su belleza estética que por la historia. Hoy me ha encantado tu entrada y me has dejado con la duda.
    Estoy muy entretenida en varias cosas, pero cuando tenga tiempo buscaré, indagaré. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quejo, como tú, de la falta de tiempo pero seguro que te hará pensar.
      Besos.

      Eliminar
  5. Me gusta eso de que los cuentos sean translúcidos y no transparentes.
    Y este cuento es la primera vez que lo leo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cuentos maravillosos responden a ciertos patrones y este es universal.
      Besos.

      Eliminar
  6. Mi abuela paterna me contaba este cuento, que recuerdo me impresionaba cuando describía el interior del cuarto prohibido. Era bastante cruda para mi edad, pero tu conclusión sobre lo que texto oculta, no deja de sorprenderme, aunque sea cierta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las madres y abuelas hemos transmitido cuentos, creyendo la moraleja tradicional, solo porque de niños estamos ávidos de escuchar historias.
      Besos.

      Eliminar
  7. Esta fábula evoca instantáneamente esa otra del Jardín del Edén y su árbol del fruto prohibido. Sin duda, la riqueza simbólica de la narración que hoy nos obsequias, posibilita múltiples y diversas interpretaciones. El poder, la conciencia, la confianza, la rebeldía, etc., podrían, tomadas como referencia para su interpretación, conducirnos a muy diversas conclusiones. Es parte, y no menor, del mérito del relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu evocación del Paraíso es necesaria porque encierra muchas posibilidades interpretativas.
      Besos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Los “modelos” suelen pasar desapercibidos. De no preguntarnos, el narrador nos lleva donde quería.
      Besos.

      Eliminar
  9. Y la noche, un respiro, un necesario respiro tu blog... de rebeldías, de imágenes encantadoras...
    Un gran abrazo,
    Ely.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya por delante mi agradecimiento a tus palabras.
      Besos.

      Eliminar
  10. Había leído en algún punto de mi vida, la historia de Barba Azul, pero, no le dí este cariz. Voy a leerlo ora vez, si es que lo encuentro.
    Tu blog está fascinante...

    ResponderEliminar