lunes, 10 de septiembre de 2012

DE ALTA CUNA Y BAJA CAMA

CARLOS I DE WÜRTTEMBERG

María Luisa Arnaiz

Giulio Durini

   Charles B. Woodcock, que nació en Nueva York en 1850, fue uno de los amantes del rey Carlos I de Württemberg, veintisiete años mayor que él, que lo nombró barón en 1888 desencadenando un sonado escándalo, por el que tuvo que abandonar la corte y pasar en primer lugar a Inglaterra, antes de regresar a su ciudad natal. Se dice que tuvo intención de chantajear al monarca pero que bastaron trescientos mil marcos para su silencio, así como la devolución de la villa Taubenheim, regalo del rey, y de unas 80 cartas. Una vez en Nueva York, adoptó el apellido de su madre, Sauvage, y se casó con una viuda. En 1906 publicó, bajo la dedicatoria “A un alma noble que conocí y al que lloro”, una falsa autobiografía, “Una dama de honor: extractos del diario de Julie de Chesnil, dama de honor de Su Majestad, la Reina María Antonieta”, cuya extravagancia estriba no tanto en ser el relato novelado de su encuentro con el rey, sino en haberse hallado en un cajón secreto de una vitrina de estilo Luis XVI, que se subastó en París.

16 comentarios:

  1. Jeder Tag ist ein Geschenk, Dein Blog in Wort und Bild bringt mir die Freude...

    Lieben Gruß und Sonne im Herzen
    CL

    ResponderEliminar
  2. Carlos I de Wurtemberg cambió el rumbo de la política a más liberal.

    Siendo de su condición Homosexual, aunque más bien en mi opinión bisexual,llego al escándalo con su amante americano...en aquella época dio comentarios a granel por todos los lados.

    Saludos cordiales M.L.A.

    ResponderEliminar
  3. Your words are always encouraging for me.
    Lieben Gruß, Cloudy.

    ResponderEliminar
  4. Sobre laas elecciones personales no tengo nada en contra, pero las monarquías no me gustan.
    Un abrazo, E. P.

    ResponderEliminar
  5. Lovely art work :)
    Thank you for stopping by my blog and for following me.. it means a lot :)

    hugs

    ResponderEliminar
  6. Las "historias" de la Historia que tú nos revelas son de lo más interesantes y...morbosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. María Luisa:
    Interesante lo que nos transmites, desde tiempos inmemoriales existe la homoxesualidad¡
    gracias por compartirla.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Excelente el cuadro, María Luisa, gracias. Para mi en esta historia lo destacable no es la relación homosexual, sino la traición, el interés, eso que suele ocurrir cuando por una de las partes lo único que se desea es lo que vulgarmente llamamos "sacar tajada". Si esto ocurriese hoy, el amante recorrería todos los platós de las distintas televisiones. En el fondo, las cosas nunca cambian, sólo en las formas, pero el fondo es el mismo, porque los humanos seguimos siendo los mismos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Olá td bem?...Vim conhecer seu Blog
    adorei,tem coisas lindas por aqui menina, ,já
    sou sua seguidora.
    Passa la no meu cantinho e se gostar me segue também.
    Bjooooooooooooooe com Deus!
    Cigana Raicha
    http://ciganaluminosa.blogspot.com.br/

    ResponderEliminar
  10. Also his work of art is charming.
    Regards, shortylegsbeaty.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Salamandrágora: lo de la vitrina me encantó. Hoy sé de la compra de un posible Renoir por siete euros en un mercadillo. De confirmarse la noticia, escribiré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué tal, Norma? Desde luego que no creo en la represión de la elección sexual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Claro, Mabel: llamémosle como queramos, las relaciones humanas siguen determinados patrones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Cigana Raicha: gracias por tu visita; también participo en tu blog.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  15. Maria Luiza !!! Parabéns Pedro Pugliese

    ResponderEliminar
  16. Hola, Pedro Pugliese: me alegra que te haya gustado el post.
    Saludos.

    ResponderEliminar