jueves, 23 de agosto de 2012

AMIGOS, HAY EN MI CORAZÓN


DEDOS TEÑIDOS DE ALHEÑA

María Luisa Arnaiz 

Desnudo con flores rojas, Penot

Amigos,
hay en mi corazón una joven esbelta,
cuyo talle se cimbrea como la rama,
y ha clavado sus lanzas en mi pecho
por defender de mí sus frutos.
Si negáis que me mata, investigad,
veréis mi sangre seca ya en sus dedos.

Abu Tammam Galib ibn Rabah

4 comentarios:

  1. De acuerdo contigo, Pedro Luis. Tanto la imagen como la poesía.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  2. La resignación total de saberse entre las manos de alguien. Precioso.

    ResponderEliminar
  3. Pero clavado en su corazón.
    Un beso, Sara.

    ResponderEliminar