domingo, 3 de marzo de 2013

DESCUBRIR EL SEXO

CAPERUCITA ROJA

María Luisa Arnaiz 

Serge Marshennikov

   Perrault dejó esta moraleja en “Caperucita roja”: “no tiene nada de raro, / si a tantas el lobo come”. ¿Por qué no huye Caperucita al encontrar al lobo?, ¿por qué no se la come él? Porque el lobo es una metáfora que traduce las tendencias asociales y los deseos sexuales que afloran en la pubertad. En el cuento de Perrault ella se desnuda, se acuesta con su abuela-lobo e intuye un peligro cuando oye que los brazos son para abrazarla mejor. ¿Busca ser seducida? Se trata de la fascinación por el sexo, evidente en el nombre de la niña y en su atuendo: el rojo simboliza la violencia emocional y la capucha, según algunos psicoanalistas, el clítoris. Descubrir el sexo es un imperativo y, entre vivir de acuerdo con el principio del placer o el de la realidad, la decisión se torna difícil. El francés instiló su finalidad: si se infringe el orden establecido, el sistema engulle al transgresor, luego las normas sociales tienen sentido y no se deben vulnerar. La variante de los hermanos Grimm ciento quince años después (un cazador recupera a las víctimas y castiga al seductor) dejó otra moraleja: como la muerte del héroe supone un fracaso, propusieron un “renacer” igual que en las religiones y mitos.

39 comentarios:

  1. Olá já divulguei seu blog em minha pagina,e no g+ beijos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por estos chispazos de cultura.

    Un saludo desde el interior de mi cubilete azul.

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor de los cuentos es lo que no nos cuentan.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Como en tantas obras y ritos humanos el tiempo tapa su sentido, porque muchas veces queda en el olvido.

    ResponderEliminar
  5. Vaya con Perrault. Cualquiera lo diría. O simplemente es que entonces los mensajes debían ir ocultos en otros envoltorios.

    ResponderEliminar
  6. Interesantísimo análisis, maria luisa. Un mito que no decaer. Besos.

    ResponderEliminar
  7. En los cuentos hay que saber entre líneas porque la esencia se encuentra oculta entre mitos y leyendas.
    Interesante y constructiva entrada, besos de gofio.

    ResponderEliminar
  8. Siempre un lujo leer tu blog. Aprendo muchas cosas y me deleito con las imágenes. Gracias. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  9. Una tesis doctoral en miniatura.

    ResponderEliminar
  10. Antes de comentarte nada. No sé de donde sacas las fotos, pero siempre te superas.
    Son tantas las interpretaciones de esta historia, que hay para todos los gustos, aunque la idea del sexo esta muy presente, lo de la capucha no lo había leído antes. Muy curioso.

    ResponderEliminar
  11. Quizás los límites no estén nunca, ni en la praxis, ni en el espíritu, en el lugar que nos enseñaron. El sexo es, siempre, algo divertido y necesario. Quien nos creó lo hizo con maldad estudiada: "Se deben reproducir y para eso le dotaremos de capacidad orgásmica" - Todo un tratado de productividad, María Luisa. Perdona, creo que me he ido del tema, pero .............. (creo que Perrauld tenía razón, toda la razón)

    ResponderEliminar
  12. Olá Maria Luísa, excelente foto! Um capuchinho vermelho como o da foto daria azo a todas as fantasias sexuais.
    Estou adorando os seus textos: pedagógicos e culturais. Entendo-os perfeitamente e este sobre o capuchinho vermelho, é uma visão interessantíssima. Um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento contenta de poder divulgar lo que sé.

      Eliminar
  13. Como la vida misma, las señales que nos mandan no son claras y hay que tener una magnifica percepción para ver, leer y descubrir la simbología mostrada entre líneas. Hay personas que no las ven y otras que sí, es ahí la gran diferencia, entre no me entero de nada o el ir un paso delante del resto. Magnifica entrada, bueno como todas, bsss, entrelineas.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante y bastante alejado del cuento que se ha considerado como tradicional, desvirtuado sin duda en su vertiente infantil, pero, como muchos cuentos, toda una provocación en toda regla, lo que hace a esa Caperucita de lo más seductor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayor parte de los cuentos tiene otra lectura.

      Eliminar
  15. Todo cuanto escribimos o creamos, tiene una simbología porque nace desde lo más profundo de nosotros y quién sabe cuantos hechos e imágenes se esconden detrás. Misterios ignotos imposibles de descubrir.
    No obstante, a mi los cuentos me gusta disfrutarlos tal y como los aprendí desde chica, con sus enanos y sus ingenuidades.
    Quiero seguir siendo niña.
    Admiro tus entradas tan llenas de conocimiento y sabiduría.
    Puro placer para la mente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuento como me contaron. Analizar el texto es otra historia.

      Eliminar
  16. me gusta mucho leerte siempre aprendo cosas y me encanta, gracias
    tienes un premio en mi blog
    besoss

    ResponderEliminar
  17. Siempre se han visto pornos eróticos , en torno a este cuento ,y la verdad que son muy sugestivos ! y ahora con tu visión lo confirmas ! besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo fundamental para los humanos está en los cuentos.

      Eliminar
  18. Intereante, seria bueno que se realizara interpretaciones de los otros cuentos. La moraleja oculta.

    ResponderEliminar