jueves, 3 de enero de 2013

HABLAR DE SEXUALIDAD

DESSOUS

María Luisa Arnaiz
 
Thomas Tisot

    La atmósfera de Londres era erótica; Londres es quizá la única ciudad del mundo con una atmósfera erótica inconfundible. En París la gente se besaba en la calle y hacía el amor en los cafés..., pero el erotismo es algo oculto y rodeado de secretos; el erotismo es siempre el “dessous”, nunca la desnudez. En Londres no he visto ni un beso dado en una mano en público que durase un segundo más de lo debido o se prolongase de cualquier forma. Mas la ciudad rebosaba erotismo y en la niebla se oían gritos de placer… En ningún otro lugar del mundo se respeta tanto la extraterritorialidad de la vida privada como en Inglaterra, y tampoco en ningún lugar se la pisotea con tanta crueldad si llega el caso. Iba a los tribunales para asistir a procesos de divorcio: cuarenta millones de personas chismorreaban a gusto sólo porque cierto médico había engañado, por fin, a su esposa, lo que permitía escribir y hablar acerca de la vida sexual fuera del matrimonio (¿dónde veía el médico a su amante?, ¿con qué frecuencia se reunían?, ¿qué decía la doncella?, ¿en qué estado se había encontrado la habitación?, ¿qué se podía ver a través del ojo de la cerradura?) y entonces toda la prensa y todo el público se quedaban de rodillas frente a la puerta, mirando por el ojo de la cerradura, y por fin podían hablar de sexualidad...
Sándor Márai

16 comentarios:

  1. ¿El erotismo cambia? ¿Lo transforma la edad cambiando los modos? o quizá ¿lo hace el uso y abuso?. En cualquier caso, un bonito relato acompañado de una estupenda imagen. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cambian el momento y la educación.
      Besos.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho Sándor Márai, gracias por este fragmento. Creo que este ejercicio, el de mirar a través del ojo de la cerradura, de una forma o de otra, más o menos soterradamente, lo practicamos todos los seres humanos. ¿Y qué se mira? Aquello que se hace fuera de la vista de los demás, en privado. La sexualidad, por tanto, es de las cosas con más probabilidades de ser "espiada".

    Como siempre, es un placer pasar por aquí. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ya se sabe que los ingleses son muy raritos para todo, desde conducir a otras circulaciones, aunque sean de dimes y diretes sexuales.
    Prefiero París.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Excelente texto, como corresponde al autor, del que sólo he leído "La hermana", una novela en la que una enfermedad se convierte en la compañera ineludible. Un gran narrador, por supuesto, y un poeta que sólo he leído penosamente traducido, así que no puedo opinar.
    En cuanto a Londres, me parece una cuidad triste. Hermosa, eso sí, pero triste. Encerrada en lo suyo, isleña y con sus peculiaridades. De noche vive a media luz, apenas se ve, aunque también es verdad que se ve lo suficiente, y que eso es más barato y la contaminación lumínica es menor, en una cuidad que se extiende a lo largo de muchos kilómetros. También prefiero la luz de París, pero es lógico, es más "eropea" y más cosmopolita, al menos en algún sentido;o será... quién sabe, si en Londres se habla inglés o inglés, mientras en París se habla francés y lo me las apaño bien, o inglés e ... incluso español. Será eso.
    Muchas gracias por esta entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de españoles solo conocemos lo publicado en nuestro país por traducciones, así que…
      Besos.

      Eliminar
  5. Muchos ejemplos del espionaje erótico-sexual ha dado la Pérfida Albión.
    Pero el texto es genial. Gracias por traerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Belo texto ...Um beijo Pedro Pugliese

    ResponderEliminar
  7. You have some beautiful images on your blog, really interesting, thank you for following my blog :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. It is agreeable to contact the beautiful thing.
      Kisses.

      Eliminar
  8. no suelo distinguir bien la frontera entre respeto e indiferencia, aunque ¿quién puede resistirse a compartir un buen cotilleo? en lo que se refiere a sexo, quizá no haya tantas diferencias culturales, quizá sea el único lenguaje universal

    saludos,

    ResponderEliminar
  9. Aunque haya aspectos culturales diferentes a uno y otro lado del Planeta. en cuanto al sexo y la curiosidad nos debemos comportar igual.
    Besos.

    ResponderEliminar