viernes, 30 de noviembre de 2012

CARTAS DE LA MONJA PORTUGUESA

MARIANA ALCOFORADO

María Luisa Arnaiz

 Ciro Morrone

   La ausencia amorosa va solamente en una dirección y solo puede decirse a partir de quien se queda” escribió Roland Barthes  y así lo evidencian las cartas de la abandonada monja que sostuvo un idilio durante dos meses con el conde de Chamilly. La obra, cuyo contenido transita de la pasión al desengaño, es de 1669 y se cree que la escribió Guilleragues. Una vez que la protagonista afirma “ya no depende de cómo me tratéis”, sabemos que ha superado su delirante amor. La afirmación figura en la segunda carta: “supisteis enseñarme a la perfección que debía someterme a todos vuestros deseos…no me arrepiento…de haberos adorado y me encuentro dichosa de que me hayáis seducido. Vuestra rigurosa, y puede que eterna ausencia, no disminuye en nada el amor que os profeso. Quisiera que todo el mundo lo supiera, dado que no hago de ello un misterio y no quepo en mí de gozo por haber hecho todo lo que hice por vos…Dado que os amo, someto mi dicha y mi religión al acto de amaros ciegamente durante toda mi vida…¿podríais venir a verme y llevarme con vos a Francia?...haced lo que os plazca porque mi amor ya no depende de cómo me tratéis”.

22 comentarios:

  1. “Ya no depende de cómo me tratéis...” deja abierto a todas las lecturas, el sometimiento como tal, la entrega del cuerpo y alma por amor.
    De lo cual no se si estoy de acuerdo...
    Besos María Luisa.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Amar sin medida no siempre es deseable, al menos para mi no lo deseo. Indica, por otra parte, mucho egoísmo del que asi es amado.

    ResponderEliminar
  3. Amor pleno independe das consequências desde que continue a existir.Lindo!!! Amei!!!
    Bjs no coração Eloah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un amor romántico el que refleja la obra.
      Besos.

      Eliminar
  4. Ein wunderbares Portrait!
    Liebe Grüße.

    ResponderEliminar
  5. "haced lo que os plazca porque mi amor ya no depende de cómo me tratéis"

    Quizás se trate de amor, quizás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como el amor se acompaña de enajenación… Quizás.
      Besos.

      Eliminar
  6. qúe bonito relato ! y que amor sin condiciones ! que bien descrito ! me ha enamorado ! mil besos y feliz fin de semana !!

    ResponderEliminar
  7. Ha sido todo un descubrimiento ! encontrar tu blog!!!

    ResponderEliminar
  8. María Luisa, venía leyendo tus entradas y algunas me fueron difícil interpretar. No por eso he dejado de leerte. Son interesantes los temas que incluyes.

    Este fragmento de carta dice mucho de la cultura y época, incluso el estilo del lenguaje y denota que el amor "prohibido" es tan fuerte y poderoso como cuando cabalga libremente.
    Abrazos cálidos
    y te deseo un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguna otra vez te ocurre, dímelo. Tú has centrado muy bien tu comentario.
      Besos

      Eliminar
  9. Amar ciegamente .. dedicar una vida a seguir queriendo sin recibir nada..No puedo entender ese tipo de amor ..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese tipo de amor es lo peor. ¡Fuera!
      Besos.

      Eliminar
  10. en principio,mil gracias, por seguir mi blog! de verdad...no contesto JAMAS EN MI BLOG, voy a los blogs de mis amigos, y allí dejo el comentario,para mi, el blog es la esencia,de quien escribe,pinta,fotográfía, dónde se le dan el sentido y la acción a las palabras,para que no sean meramente una convención mas!
    intersante que cites a ROLAN BHARTES, especialista en comunicación, caramba,y en medios,sociologo, en fin me parece muy intersante, que lo cites, ya que he leído algún que otro trabajo-por placer-y realmente bien se podría sumar A TOFLER,NIETSCHE, MARX, COMSKY, y otros varios,muy interesantes de leer...muchas gracias,de verdad,por estar!
    un abrazo
    lidia

    ResponderEliminar
  11. El pensamiento de los escritores que citas lo estudié en su día y me han servido de mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ese tipo de entrega tan incondicional, tan absolutamente total anula el incentivo del amante a continuar con la relación, ya que elimina el concepto de conquistar.

    ResponderEliminar
  13. Tal como se ha educado a los hombres y mujeres occidentales en términos bélicos (asedio y conquista) debe ser así pero hay quien, para su desgracia, ese comportamiento lo encuentra muy "romántico".
    Besos.

    ResponderEliminar