miércoles, 5 de septiembre de 2012

PIES Y SEXO

PIE, PISAR, calzar …


María Luisa Arnaiz
A mi hija Laura

Mujer secándose el pie, Degas, 1886

   Rodopis era una joven egipcia de gran belleza. Un día, mientras se estaba bañando, un águila se llevó una de sus sandalias y la dejó caer a los pies del rey...que…mandó buscar…a la joven…y, cuando la hubo encontrado, se casó con ella” dice Pierre Grimal en su diccionario. Rodopis, Cara sonrosada (‘rhodos’, rosa, y ‘ope’, cara), fue convertida en Cenicienta por Perrault y le creó unos zapatos de cristal por error: leyó ‘vitrum’, vidrio, en lugar de ‘varius’, piel de cebellina. Pues bien, toda referencia a los pies, al calzado, es una suerte de metáfora de sexo.

Two Bathers on the Grass, Degas, 1886

   Berceo cuenta la causa por la que una abadesa queda embarazada:

   pisó por su ventura yerva fuert enconada,
   quando bien catido fallóse embargada.

  Alfonso X cómo un marido pide a la Virgen que guarde a su mujer en su ausencia y la razón de que tire los zapatos que un enamorado le regaló:  

    ca sei que Santa María, en que todo ben iaz,
    vos guardou. Et a çapata lle foi en tirar.

   Alda, la serrana del Arcipreste de Hita, exige a cambio de sexo:

et dame çapatas
de cuello bien altas,
de pieça labradas.

   Lázaro de Tormes se estrena sexualmente gracias al fraile de la Merced: “pienso que rompía él más zapatos que todo el convento. Éste me dio los primeros zapatos que rompí en mi vida”.

   Asimismo, por medirse el calzado por puntos, Góngora rima:

Que pida a un galán Menguilla
cinco puntos de servilla,
bien puede ser;
mas que calzando diez Menga,
quiera que justo le venga,
no puede ser.

   Finalmente, hablando de nuestro país, el dominico Labat escribe:

   Las mujeres que van a pie por las calles jamás se recogen las faldas…por mucho barro que haya…porque una mujer que deja ver su pie a un hombre le declara…que está dispuesta a concederle los últimos favores”. 

Mujer secándose el pie, Degas, 1886

32 comentarios:

  1. Das erste Bild gefällt mir, ist sehr ästhetisch...

    Lieben Gruß
    CL

    ResponderEliminar
  2. Es gran verdad la relación entre los pies y...no sé si el sexo, pero seguro la seducción. De qué sino nos encaramamos las mujeres en esos tacones que parecen anatómicamente imposibles de llevar. Y ni que decir tiene la tortura a que las mujeres chinas de la alta sociedad se sometían hasta hace poco más de cien años, vendando sus pies hasta hacerlos tan pequeños que quedaban mutilados e inútiles para dar unos pasos.

    Como siempre, genial, María Luisa. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Los pies suelen ser un símbolo erótico para los hombres.
    A mi me encanta ver a un hombre descalzo, quizás por la idea que da de intimidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. A razão de se dar tanto valor aos pies y sexo, seria porque os vestidos rojavam o chão e para os levantar aparecia um pouco dos sapatos e se "idealizava e sonhava a perna e se sentia todo o resto"...

    Gracias pelo seu texto com muito interesse e a sua vinda ao meu blogs, "os7degraus".

    Maria Luísa Adães

    ResponderEliminar
  5. Muito bem visto e lembrado as conexões das vestes da época faziam dos pés objeto do desejo ... Lindas imagens e palavras Pedro Pugliese

    ResponderEliminar
  6. Me encantó esta entrada. Los pies son un objeto de deseo sexual y cargado de erotismo. Me gustaron mucho esas referencias a nuestra literatura, en las que se hacía alusión al pago de favores sexuales con zapatos. Yo, personalmente, no me resisto a un masaje en los pies.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. I select Degas to explain the fetishism of the feet.
    Lieben Gruß, Cloudy.

    ResponderEliminar
  8. La moda china de mutilar los pies de las mujeres es degradante en Occidente, pero las occidentales se los torturan voluntariamente.
    Saludos, Mabel.

    ResponderEliminar
  9. Si ya en la Biblia se sustituyen los genitales por la pierna o el pie, ¿qué podíamos esperar de un lenguaje controlado?
    Saludos, ohma.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué alegría, Enrique, te echaba de menos! Te acompaño en la ruta con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, María Luisa: en verdad, lo que se oculta atrae poderosamente la atención.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  12. Los pies: fetichismo practicado libremente.
    Saludos, Pedro.

    ResponderEliminar
  13. Aún hay más, Salamandrágora: persiste la idea de que el tamaño de los pies guarda relación con el de los genitales… Ridículo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Feet are beautiful and what they represent.
    Cheers, Robert.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta el tema mami- muchas gracias por un regalito tan original y bien investigado.

    Besos

    Laura

    ResponderEliminar
  16. Interesante la relación pies y sexo. Lo oculto y el misterio que lo envuelve es seductor.
    Un beso con anís.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Sara: desde luego que basta la ocultación para que lo prohibido -el sexo- atraiga como un imán.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Conta-se que no início do Século XX os homens se juntavam junto das paragens dos carros electricos para verem um pedacinho da perna à mulheres quando estas subiam o estribo.
    Gaspar de jesus

    ResponderEliminar
  19. Hola, Gaspar de Jesus: lo que refieres es verdad, pues los mismos que controlan la moral de las mujeres tienen que transigir con los tabús que imponen.
    Saludos corfiales.

    ResponderEliminar
  20. Degas suele inquietar a las mujeres.
    Para mí es sorprendente.
    Un abrazo, Silvia.

    ResponderEliminar
  21. Cara Amiga
    Pode ver o seu trabalho publicado num dos melhores Blogues do Brasil.
    Aqui: http://www.cimitan.blogspot.pt/
    Bjs
    Gaspar de Jesus

    ResponderEliminar
  22. Hola, Gaspar de Jesus: entré en el blog de tu amigo y vi que, por recomendación tuya, había publicado mi trabajo sobre "Pies y sexo".
    Te quedo muy agradecida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Maria Luisa,
    seu amigo Gaspar de Jesus me enviou este seu post e eu tomei a liberdade de transcreve-lo em dois blogs meus: VARAL DE IDEIAS e PÉ DE MOÇA. Obrigado por partilhar tanta arte e informação. Obrigado por estar seguindo o Varal
    Seu blog é o máximo.

    ResponderEliminar
  24. Hola, Eduardo P. L.: me parece estupenda la difusión que ha hecho de mi post y le quedo agradecida por respetar mi autoría.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  25. ¡Interesante e instructiva!
    Gracias.

    ResponderEliminar
  26. Cierto lo que narras, pero desgraciadamente es algo que racionalmente nunca me ha resultado posible digerir, porque desafortunadamente mi mente es en exceso racional, tirando en exceso a analítica. Muy bueno lo que escribes y cómo lo haces. Bss.

    ResponderEliminar
  27. A mí me resulta incomprensible el fetichismo del calzado pero sobre gustos...
    Besos.

    ResponderEliminar