lunes, 24 de septiembre de 2012

CUANDO LOS PECHOS HABLAN

MÉRY LAURENT

María Luisa Arnaiz

 Mujer limpiando la tina (Méry Laurent), Degas

   Todos decían: “elle parle mieux avec les seins qu’avec les lèvres”, habla mejor con los pechos que con los labios, y extasiado se quedó Manet el día en que la vio entrar en su estudio y pararse ante un cuadro que le habían rechazado, “La linge”, diciendo con ardor: “Mais c’est très bien cela!”. Él, encantado, le replicó: “Mais qui êtes vous donc, madame, pour trouver bien ce que tout le monde trouve mal?” Méry Laurent, nombre artístico de Anne Rose Louviot, hija de una lavandera del mariscal Canrobert de cuyo acoso tuvo que huir a los dieciséis años, refugiándose en un orfanato parisino, era una cocotte que había triunfado en los escenarios y que, en el momento de la anécdota citada, estaba mantenida por un riquísimo dentista norteamericano, Thomas Wiltberger Evans, al servicio de Napoleón III. Naturalmente se convirtió en amante de Manet, que subía a su apartamento cuando ella agitaba un pañuelo en señal de que el odontólogo se había ido. Se cree que la que inspiró la Odette de Proust y la Nana de Zola es la representada en el pastel adquirido por un anticuario en 1997 en un rastro de Ginebra, por el que pagó quince francos suizos (doce euros).

Méry Laurent aux seins nus, atribuido a Manet, 1879

26 comentarios:

  1. Siempre me voy más sabia tras leerte.
    Eres un lujo.
    Un grandísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante como todos tus post,, cariños Lou

    ResponderEliminar
  3. Muito expressivo ...Um luxo só !!! belas imagens ..parabéns Pedro Pugliese

    ResponderEliminar
  4. Como siempre un placer entrar en este lugar, Maria Luisa, y encontrarse con tanto Arte, bien escaso. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Bellas letras para un excelente arte
    un placer recorrelos ambos. un abrazo catalan

    ResponderEliminar
  6. Qué grato descubrimiento este blog, repleto de tesoros. Gracias por visitar mi humilde Aldea. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  7. genial, no conocia esta historia y las inturas son magnificas!
    A+

    ResponderEliminar
  8. ¿Manet, Sartre, Zola...? Ella sí era una musa.
    Hoy sería un mito del cine, casi seguro.

    ResponderEliminar
  9. Interessante il post di un blog elegante e colto. Complimenti, ciao.

    ResponderEliminar
  10. Isabel: como a Don Quijote se me pasan “las noches leyendo de claro en claro”. Ya sabes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Siempre contenta por tus comentarios.
    Un abrazo, Pedro Pugliese.

    ResponderEliminar
  12. Y hay quien creía que ciertas asignaturas eran “marías”…
    Un beso, Mabel.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Ramón: encantada por tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola, María Eugenia: gracias por entretenerte un poco por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola, TSI-NA-PAH: si te sigue gustando andar por estas páginas, ¡bienvenido!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  16. Suspiros arrancó, pero anda que a quienes inspiró…
    Besos, Amando.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Roscio: mi contribución cultural es pequeña. Gracias por tu cortesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Comparto tu opinión sobre que los pechos “hablan”.
    Un abrazo, Sergio.

    ResponderEliminar
  19. Muy buena entrada, la conjunción del arte con tus letras, besos,

    ResponderEliminar
  20. También tu pintura me resulta atractiva.
    Un beso, Hanna.

    ResponderEliminar
  21. Deliciosa entrada..e interesante, no conocía y siempre que entro en tu blog aprendo algo más, un gustazo María Luisa..

    y un beso grandote

    ResponderEliminar
  22. Hola, Inma de Celis: con los últimos cuadros descubiertos se le refresca a una la memoria.
    Un beso.

    ResponderEliminar